Micrófonos: patrones polares


Hablamos de patrón polar cuando nos referimos a la sensibilidad de un micrófono respecto del ángulo de incidencia del sonido. Podemos deducir entonces que no todos los micrófonos se comportan de igual manera (es decir que no otorgan el mismo nivel de salida) al variar la dirección desde la cual reciben una onda sonora. Conocer esta característica es fundamental ya que permite minimizar acoples, independizar varias fuentes sonoras en un mismo recinto, controlar el efecto de proximidad y a crear una imagen sonora adecuada cuando se requiere tomar una fuente con más de un micrófono. Por otro lado, si estás por comprar el primero o contás con una selección acotada de micrófonos, sería muy recomendable tener uno que ofrezca patrón polar variable. Eso es casi como tener dos o tres micrófonos en uno.

Los patrones polares básicos son: omnidireccional, bidireccional (figura de 8) y unidireccional (cardioide y sus variantes).

Patrón polar omnidireccional:

Presenta igual sensibilidad respecto de la onda incidente sin importar el ángulo de procedencia de la misma. Su representación gráfica es casi como un círculo perfecto.

El uso de micrófonos con este patrón polar es ideal en aplicaciones tales como tomas de ambiente o captación de varias fuentes sonoras en diferentes posiciones del mismo recinto (por ejemplo, una charla alrededor de una mesa); pero está desaconsejado si es que se quiere independizar el sonido de una fuente directa del sonido ambiente, o de otras fuentes sonando al mismo tiempo en el mismo lugar.

Patrones polares unidireccionales:

Estos patrones presentan mayor sensibilidad a las ondas que inciden frontalmente a la cápsula, mientras que atenúan la salida (con diferentes grados dependiendo del tipo de patrón) de aquellas que lo hacen hacia los lados y hacia atrás de la misma. Existen tres patrones principales de captación unidireccional:

1- Cardioide 2- Supercardioide 3- Hipercardioide

El patrón polar unidireccional más común es el cardioide: Recibe ese nombre porque su representación gráfica tiene la forma de un corazón. Los micrófonos con este patrón son más sensibles a los sonidos que inciden desde el frente de la cápsula y mucho menos (o de sensibilidad nula) a los que vienen desde su parte posterior. El ángulo útil (tanto horizontal como vertical) para este patrón es de 131º, de manera que puede captar perfectamente las voces de uno o dos cantantes y es suficientemente permisivo como para captar incluso la voz de cantantes que tienden a separarse lateralmente del micrófono. Rechaza muy bien los acoples, por eso es uno de los más usados para voces en vivo.

Colocación recomendada del mic cardioide respecto del monitoreo en aplicaciones en vivo (Imagen: Revista Sound On sound)

Los micrófonos con patrón polar supercardioide, al igual que los cardioides, presentan mayor sensibilidad al sonido que incide por el frente de la cápsula, pero ofrecen mayor rechazo lateral. Sin embargo, también son bastante sensibles a los sonidos que provienen de su parte trasera. Este tipo de micrófonos ofrecen mejor aislamiento del ruido ambiente o de los instrumentos cercanos y puede ser resistente a acoples, pero necesita que el usuario mantenga una posición más persistente frente a él.

Los micrófonos con patrón hipercardioide muestran algunas de las características de los bidireccionales en lo que respecta a su sensibilidad por la parte posterior, sin embargo presentan muy buen rechazo lateral y son una excelente opción a la hora de usarlos en un lugar donde haya alto riesgo de acoples. Digamos que están a mitad de camino entre un cardioide y un bidireccional o figura de 8. Al ser tan direccionales, resulta necesario que la fuente sonora se coloque con máxima precisión al frente de su cápsula. Al igual que los supercardioides, estos micros ofrecen rechazo extremo de las fuentes de sonido ambiente.

Colocación recomendada de mic supercardioide o hipercardioide respecto del monitoreo en aplicaciones en vivo (Imagen: Revista Sound On sound)

Patrón polar bidireccional o figura de 8

Un micrófono con patrón bidireccional, es igualmente sensible a los sonidos que inciden sobre el frente de su cápsula que a los que inciden por su parte posterior. Por el contrario, presentan muy baja sensibilidad (o sensibilidad nula) a las ondas sonoras que arriban a su cápsula por sus lados (90º o 270º). Estos micrófonos son muy recomendables en aplicaciones específicas. Por ejemplo en una grabación, cuando se requiere una buena imagen estéreo, la combinación de dos micrófonos de este tipo se usa en una toma llamada Blumlein para captar tanto el sonido de la fuente como una imagen muy natural del ambiente en el que se está grabando.

También resulta muy útil cuando es necesario grabar dos fuentes sonoras juntas, como por ejemplo un dúo de voces.

A continuación, una tabla comparativa de los ángulos de captación y rechazo de cada patrón polar. (Se incluye el patrón subcardioide, el cual o ha sido abordado en este escrito).

Tabla comparativa de los ángulos de captación y rechazo de los diferentes patrones polares (Fuente imagen: www.earpro.es)

Por último, el video que sintetiza lo explicado y del cual se extrajo parte de esta información:

Descargá este artículo en PDF

#mic #micrófonos #patrónpolar #directividad #unidireccional #omnidireccional

1,104 vistas

© 2016 por KRAUT | Cursos de sonido On-Line.

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Google+ - Black Circle
  • Instagram Black Round