REVIEWS: NATIVE INSTRUMENTS B4 II


El órgano Hammond empezó siendo una alternativa a los órganos de tubos de iglesia pero hoy, sin duda, es uno de los instrumentos de teclas más llamativos del rock, el jazz, el góspel y el blues, y se ha extendido a todos los géneros debido a su gran versatilidad. Se fabricaron diversos modelos, entre 1935 y 1978, y su sonido ligado a la caja Leslie se inmortalizó para siempre. Desde hace varios años, se intenta emular el sonido de este particular instrumento. Entre las alternativas virtuales, encontramos el B4 II (de Native Instruments) que, probablemente, se queda con el primer puesto.

A continuación veremos de qué se trata, y revisaremos algunas de sus funciones destacadas:

La pestaña MANUAL es la que nos permite ver de mejor manera los teclados, y acceder a casi todos los parámetros que encontraríamos en el órgano real.

Recuerden que el órgano Hammond tiene dos teclados (de 5 octavas) independientes, y una pedalera (de 2 octavas) de bajos. A la izquierda de cada teclado, vemos una octava más con colores invertidos. Estas teclas no producen sonido, sino que, en el órgano original son “atajos” a configuraciones de sonido y en este plug-in, su función es alternar entre algunos presets.

La Pestaña ORGAN, nos permitirá hacer varias modificaciones en cuanto al sonido del instrumento Con una vista un poco más generosa.

Key Click, es el ruido característico de la mano tocando en vivo, cuando pulsamos las teclas se produce un chasquido. En diversas interpretaciones de jazz en vivo, es muy común oírlo, sobre todo cuando se toca a mucha velocidad.

Tube Amplifier, nos da la posibilidad de saturar el sonido, emulando una válvula. Nos permite regular distorsión, volumen, graves y agudos. Este es un aspecto muy interesante, ya que le agrega un color particular al sonido del órgano, aunque sea leve, le cambia el caráter.

Cabinets y Microphones, nos permite elegir entre una cantidad de cajas (emulaciones), desde Leslie abiertos y cerrados, hasta un Fender Twin. Además, podemos modificar virtualmente algunas variantes tales como la presencia del rotor, la distancia de microfoneo, etc., lo cual nos da un abanico de opciones en cuanto al sonido final, tal como si estuviésemos grabando un Hammond real. A la hora de la elección, es útil reproducir un sonido o una secuencia, y modificar estos parámetros mientras escuchamos qué nos provocan esos cambios.

Cómo funcionan los Drawbars: También llamadas Tonebars, son el corazón del sonido del órgano Hammond. Lo que hacen estos drawbars (9 para cada teclado y 6 para la pedalera) es aumentar o disminuir el volumen de determinados armónicos. Es decir, al tocar una nota, puedo elegir qué armónicos van a sonar y, por ende, cómo estará compuesto el sonido de esa nota.

Lógicamente, al tocar una tríada C (C,E,G) los drawbars actuarán sobre todas las notas. Una manera de probar la injerencia de los drawbars es mantener una nota, e ir aumentando y disminuyendo cada uno, se hace perfecta y claramente audible. El siguiente gráfico toma como ejemplo la nota C (Do) y nos muestra cada tonebar y su armónico en el teclado:

Las teclas de Vibrato, añaden un vibrato bastante cálido a uno, al otro o a ambos teclados. Esta función pude usarse sola cuando el rotor del Leslie es demasiado para lo que buscamos obtener, o bien puede combinarse con el efecto rotatorio del Leslie. En la pestaña EXPERT, en la sección Vibrato, podemos modificar los parámetros de profundidad (DEPTH), y cuánto se va oír el efecto (MIX).

Con las llaves Rotator y Brake, elegimos entre la velocidad máxima y la mínima del rotor del Leslie, o activamos/desactivamos el rotor. El rotary es muy usado como recurso, según el momento del tema. En la pestaña EXPERT, tenemos las opciones del rotor (Treble Rotor y Bass Rotor), para modificar su velocidad, aceleración, etc.

La sección de Percussion: El órgano Hammond, tiene un efecto, de agregar una nota percusiva, al tocar. En el plug-in, consta de 4 botones. El primero, Percussion On-Off, activa o desactiva la percusión. El segundo es el Percussion Volume, máximo o mínimo, este último es muy discreto. El tercero es Percussion Decay, el tiempo que durará la caída del efecto. El último botón, Percussion Harmmon, permite elegir qué armónico será el que suene, pudiendo optar entre una 2da. o una 3ra, respecto del tecla (nota) que accione. Tomando el ejemplo anterior, al presionar C, sonará percusivamente el D o el E de la siguiente octava. En la pestaña EXPERT, tenemos las opciones más complejas para este efecto (Percussion), pudiendo elegir la octava del armónico, modificar el decay, etc.

Una forma de probar este efecto, y hacer bien audible, es poner todos los drawbars en 0, de manera que al tocar el teclado no sonará porque no hay ningún armónico activo; pero si activamos la percusión la escucharemos perfectamente. Al tocar un C, sonará la percusión.

La perilla de Reverb, añade este efecto de manera rápida. En la pestaña EXPERT, tenemos la sección Reverb, para modificar los parámetros de la reverberación, como el tiempo, el brillo, etc.

La perilla de Drive, es un acceso rápido a Tube Amplifier, para saturar la señal.

Finalmente, y a modo de muestra, dejamos una interpretación en vivo de ‘Green Onions’ y una pista de Hammond del mismo tema, hecha con el NI B4II.

Muestra de audio (se abrirá en una nueva pestaña del navegador):

Green Onions – Hammond MIDI track (Plug-in NI B4II)

Descargá este artículo en PDF

#vsti #hammond #b4II #NativeInstruments

149 vistas

© 2016 por KRAUT | Cursos de sonido On-Line.

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Google+ - Black Circle
  • Instagram Black Round