HABLEMOS DE: CONFIGURACIÓN BÁSICA DEL HOME-STUDIO - 5 HERRAMIENTAS FUNDAMENTALES


Mucha gente suele pensar que lo único que se necesita para tener un Home-Studio es una buena computadora. Si bien es un buen punto de partida, la computadora no lo es todo si querés que tus producciones y/o grabaciones suenen profesionales. Aunque no es necesario gastar miles y miles de pesos en equipamiento, es real que vas a necesitar disponer de un presupuesto razonable para alcanzar tus objetivos, pero tené en cuenta que la cantidad de dinero que gastes nunca será tan importante como el hecho de que lo inviertas en las herramientas correctas. A continuación, te detallamos las que, a nuestro parecer, son las 5 piezas fundamentales que necesitás para tener un buen Home-Studio.

1- UNA COMPUTADORA POTENTE La buena noticia es que hoy en día las computadoras de rango medio, incluso las que se han construido en los últimos 5 años, tienen la capacidad necesaria para trabajar con audio a nivel Home-Studio. Sin embargo, dado que seguramente querrás trabajar con una cantidad importante de canales de audio y gran variedad de procesos, cuanto más potente sea la computadora que tengas, mejor y más cómodamente podrás hacer tu trabajo.

2- SOFTWARE DE GRABACIÓN Podés llamarlo como quieras: secuenciador, DAW, programa de grabación, etc. Pero más allá de cómo lo llamemos, su función siempre se reduce a lo mismo. Es el corazón del DAW (Digital Audio Workstation) o Home-Studio, y es nada menos que la herramienta que te permitirá grabar, mezclar y editar; además de agregar plugins, efectos y usar instrumentos virtuales y mucho más, para mejorar tus producciones. Cuando de elegir software se trata, existen muchísimas opciones que seguramente harán que la decisión se complique bastante. Siempre tengamos en cuenta nuestro presupuesto y el uso que le vayamos a dar a la herramienta. Busquemos algo que se adapte a esas condiciones y luego aprendamos a usarlo como corresponde para exprimir al máximo sus posibilidades.

Pro Tools

Reason

Ableton Live

FL Studio

3- PLACA DE SONIDO O INTERFAZ DE AUDIO Si bien podrías usar la placa interna de tu computadora para grabar audio, quizás no es la opción más aconsejable si querés tener un buen Home-Studio. Lo más conveniente es una interfaz externa con buenos preamplificadores, con entradas TRS/XLR para poder manejar los diferentes niveles (line/mic/instrument) de los instrumentos y/o micrófonos que vas a necesitar grabar; que tenga buena capacidad y calidad de conversión analógico-digital; que incluya phantom-power, etc. Al igual que en el caso de los softwares de grabación, hay muchísimas opciones cuando de elegir placa de sonido se trata. Lo bueno es que la mayoría de las marcas y modelos funcionarán bien con cualquier programa DAW, independientemente de que sean o no del mismo fabricante. Por otro lado, no nos dejemos engañar con el acostumbrado mensaje de marketing de que ‘cuanto más, mejor’, ya que no necesariamente es así. Nuevamente, tengamos en cuenta el uso que le vamos a dar a la herramienta y elijamos en base a las necesidades y al presupuesto disponible. Básicamente, y al menos en la etapa inicial, lo que la placa debiera ofrecerte es: A- Al menos 2 entradas analógicas. B- Uno o dos entradas con preamplificadores de micrófono que funcionen con phantom power y una o dos entradas de línea/instrumento donde puedas conectar guitarras o teclados (o en su defecto, dos entradas híbridas).

(Con respecto a este punto, la cantidad de entradas deberá ser considerada en relación al uso que le vayas a dar a la placa, teniendo en cuenta cuántas señales necesitarás grabar al mismo tiempo).

C- Una entrada/salida MIDI donde poder conectar instrumentos o superficies de control (si es que planeás utilizarlos). D- Una salida estéreo para tu monitoreo en la sala de control. E- Al menos una salida de auriculares.

Focusrite Scarlett 2i2 M-Audio Fast Track Pro

Si querés más información útil sobre placas de audio y algunas consideraciones a tener en cuenta antes de comprar, podés visitar nuestro entrada anterior del blog: ‘Guía de Compras: Interfaces de Audio’.

4- UN MICRÓFONO DECENTE Seguramente sabés que el micrófono es una pieza fundamental en el equipamiento de cualquier estudio de grabación. No obstante, quizás te cueste entender plenamente el profundo efecto que puede tener el micrófono que elijas sobre los resultados finales de tus trabajos de grabación. Al principio seguramente será suficiente con sólo un micrófono, independientemente de lo que vayas a grabar. Por ejemplo, si estás pensando en grabar voz y guitarra acústica, siempre será mejor grabarlos por separado y, obviamente, podrás usar el mismo micrófono. En ese caso, lo más conveniente es optar por un micrófono que sea lo más versátil posible. En un artículo de este mismo blog escrito hace algunos días, compartimos algunas recomendaciones a la hora de comprar un micrófono. Podés leerlo entrando DESDE ACA.

5- MONITORES (Y/O AURICULARES) DE BUENA CALIDAD Lo último necesario para la configuración de Home-Studio básica, es algo que te permita escuchar tus trabajos. Por supuesto que los monitores siempre serán la mejor opción para esta tarea, ya que proporcionan un sonido mucho más preciso que los auriculares. Sin embargo, si el presupuesto o el espacio físico de tu lugar fueran un problema, un buen par de auriculares de estudio, de la mejor calidad que puedas adquirir, podrían ayudarte mucho. Si bien hay argumentos válidos que desaconsejan usarlos como única herramienta de escucha, tampoco es prohibitivo cuando es lo único que tenemos.

Descargá este artículo en PDF

#homestudio #configuración #herramientas #fundamentales

© 2016 por KRAUT | Cursos de sonido On-Line.

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Google+ - Black Circle
  • Instagram Black Round